share

martes, 19 de abril de 2016

17-4 Otra ¿tragedia? (1) en un festival de música electrónica en Buenos Aires - Reflexiones sobre las concesiones.



17-4 Otra ¿tragedia? (1) en un festival de música electrónica en Buenos Aires - Reflexiones sobre las concesiones.
por Carlos Sánchez Saravia para ArquiNoticias



(1) Los personajes de una tragedia se enfrentan de forma inevitable contra los dioses o contra distintas situaciones de la vida, en hechos que los llevan hacia la fatalidad.
















Yo considero que no es una tragedia,  sino algo que podría prevenirse.
Las responsabilidades son compartidas: por los individuos, por las familias, la sociedad, organizadores, autoridades de control,... podemos analizar cada una de ellas y en los medios ya se está haciendo.
En las redes sociales ya he hecho algunos comentarios sobre mis primeras impresiones y sobre los, que a mi entender, son los responsables principales.

Luego de lo que pasó el pasado sábado nos estamos enterando que Costa Salguero es una concesión irregular y no habilitada para esto eventos.

De todas maneras en este espacio dirigido a gente relacionada con la arquitectura y la construcción, trataré de reflexionar sobre lo que pasa con un tema que hace a la Ciudad y a sus concesiones.

Las Concesiones
Desde que tengo memoria es "vox populi" que las concesiones se dan, generalmente para favorecer a algún grupo o persona y no como rédito para la Ciudad, en su recaudación o para su crecimiento y/o embellecimiento.
Recuerdo, que se decía, que en algunas épocas los carritos de la costanera del Río de la Plata pertenecían a algunos empleados municipales con poder.

Sin embargo también muchas de esas concesiones que se dieron en el pasado, fueron para entidades deportivas y sociales que desarrollaron zonas, abandonadas o poco desarrolladas.

Pero, ya hace, bastante tiempo que nos vamos enterando que las nuevas concesiones, las que se van renovando o las vencidas y en funcionamiento, solo producen ganancias y se convierten en "grandes negocios" para los favorecidos por ellas.
Este, entre otros, es el caso del complejo Costa Salguero, solamente hacer una estimación de sus ingresos en cada uno de los incontables desarrollos en su interior y los "ridículos" cánones que pagan a la Ciudad, nos dan ganancias fabulosas, y esto se repite en la mayoría de las concesiones de nuestra ciudad, ejemplos, Recoleta Design Center, Hipódromo Argentino y sus estacionamientos , etc,...

Creo que llego la hora de reclamarle al gobierno que nos informe (en un detalle de fácil acceso público, en alguna página web) de todas las concesiones de la Ciudad, sus tiempos, sus cánones, que comprenden? y qué mejoras estan obligados a hacer sus concesionarios?  y también informe sobre las futuras concesiones o sus planes.

De esta manera podremos saber realmente qué es lo que conviene a la Ciudad y no solamente a sus concesionarios.

No vaya a ser que con el argumento, sobre, que el control de los bienes públicos es engorroso y difícil, la decisión sobre estas concesiones, sea la de venderlas, privatizarlas o lotearlas para que queden en mano de los mismos o nuevos grupos empresariales para usufructuarlas. 

y los Ciudadanos sigamos perdiendo nuestros lugares.




Street View



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios sobre la nueva entrada