share

domingo, 2 de marzo de 2014

ARQUITECTURA-G recibe el Premio Cerámica ASCER




ARQUITECTURA-G recibe el Premio Cerámica ASCER
info Arquitectura-G

Cevisama 2013 - 1

El estudio Arquitectura-G han ganado los XII Premios Cerámica 2013 en la categoría interiorismo con Casa Luz, una vivienda unifamiliar en Cilleros que hace un uso muy particular del acero y la cerámica para organizar el espacio y dotarla de personalidad.

En una casa de pueblo en estado ruinoso, con poca fachada, mucha profundidad de parcela y poca o nula iluminación de las estancias centrales, los arquitectos decidieron conservar el exterior y transformar completamente el interior, pero utilizando materiales naturales como la cerámica. Veamos que se esconde tras esa fachada de piedra.
Como broche final, además del paseo comentado por las diferentes imágenes que hemos disfrutado con la galería —las palabras no son mías, sino de los arquitectos— os dejo con un vídeo en el que además de más detalles de la obra ganadora del Premio Cerámica 2013 en interiorismo también podemos ver el estado anterior de la reforma y más imágenes.

nteriorismo - "Casa Luz. Vivienda unifamiliar en Cilleros"

INTERIORISMO
Proyecto"CASA LUZ. VIVIENDA UNIFAMILIAR EN CILLEROS"
AutorArquitectura-G
MEMORIA PROYECTO
"Casa Luz"
Arquitectura-G (Jonathan Arnabat, Jordi Ayala-Bril, Aitor Fuentes, Igor Urdampilleta)
Ver el video
Esta es una casa de pueblo entre medianeras, de planta alargada y crujía estrecha, abierta en su parte trasera a un huerto. El abandono y el paso del tiempo habían llevado a la casa a un estado ruinoso. La propietaria, quería una casa luminosa que disfrutara del aire libre y de la presencia del huerto. El área central de la casa no gozaba de luz ni ventilación, haciéndola poco habitable. Estos condicionantes, sumados a un bajo presupuesto, llevaron a adoptar una estrategia de proyecto sencilla; vaciar y sanear totalmente el interior manteniendo las fachadas de piedra y las medianeras de tapial, organizando un nuevo interior alrededor de un patio. 

Hay ocasiones en las que lo contemporáneo no es utilizar materiales de última generación, sino aprovechar el saber hacer local y la fiabilidad de los materiales naturales adaptándose al contexto económico y geográfico. Esta es una de ellas.

Rodeando el patio se construyen cuatro forjados escalonados a distintos niveles. Cada una de estas bandejas contiene un único uso; cocina, salón, habitación 1 y habitación 2. El patio está presidido por un abedul, de modo que el salón y la cocina están entre el verde del interior y el verde del huerto. La sala y cocina son atravesadas por el núcleo de escaleras, evitando que la circulación invada los dormitorios, que se encuentran entre el patio y la fachada principal. Cada habitación tiene su propio baño, abierto completamente al patio y con doble acceso, desde la propia habitación y el pasillo. El revestimiento de los baños es de baldosa esmaltada blanco brillo de 15x15cm. Además de cumplir con su labor higiénica y de impermeabilización, refleja las hojas del árbol y la luz del patio duplicando su efecto. 
Elegir un árbol de hoja caduca nos garantiza una sombra en la época más calurosa, mientras que en invierno permite la entrada del sol para calentar e iluminar las estancias. Del mismo modo, también funciona como filtro visual entre estancias. 

La estructura y la construcción son de una sencillez aplastante. La obra muestra su materialidad sin complejos y contrasta de forma deliberada con las texturas 
irregulares del tapial y de la piedra, que se han pintado a la cal. Se ha buscado una atmosfera donde el color rojo de la cerámica y el verde intenso del abedul predominen, y sea la luz la que través de estos materiales bañe de diferentes matices las paredes y suelos a lo largo del día. El propio material cerámico nos da la textura y el color cálido deseado, por lo que no fueron necesarios pinturas ni falsos techos. 

La totalidad de la planta baja está cubierta por un gran manto de baldosín catalán de color rojo, que acompaña a los techos y define el alcorque del árbol. En la parte trasera de la planta baja se encuentra el salón de verano. Esta estancia está ideada para que pueda abrirse por completo tanto al patio como al huerto, para gozar del frescor de la brisa en las horas de siesta de la época estival. 

Fotografías: ©José Hevia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios sobre la nueva entrada